Les contamos, brevemente, los pasos que seguimos hasta culminar con la elaboración de nuestros textiles.

De las provincias del NOA argentino nos proveemos de la lana de llama, haciendo una detallada selección de acuerdo a la colección prevista a realizar, en la cual priorizamos el grosor, la torsión y la textura de las hebras. Esa lana la distribuimos en las provincias de Buenos Aires, Catamarca, La Pampa y Jujuy, a nuestras tejedoras de crochet y telar que se dedican con entusiasmo a su labor, pudiendo continuar con la ancestral práctica del tejido que les es transmitida de una generación a otra, manteniendo viva sus costumbres y fortaleciendo la cultura que los une a sus antepasados.
Esto nos permite combinar la elaboración tradicional con el sutil estilo urbano, estupenda mezcla para poder plantear nuestros diseños.

Una vez hechas las prendas, las sometemos a un cuidadoso lavado y a una terminación que implica la supervisión de aquellos detalles que diferencian a nuestros textiles. Entre ellos destacamos la incorporación de un accesorio funcional para determinadas prendas, hecho en plata o alpaca, y escogido de maestros artesanos y joyeros de 8 provincias distintas.

Nuestros textiles se distinguen por pertenecer a una producción limitada, dentro de la cual, varían desde el color hasta el tipo de lana utilizada o la manera en que son elaborados. Todos van acompañados de una tarjeta con instrucciones de lavado, y una ficha técnica donde se consignan las principales características, como ser el peso, el tipo de lana y confección del mismo. Ambas van escritas en español e ingles. La ficha técnica representa el acabado final, y es el certificado que brindamos como aprobación y garantía de calidad de los mismos.

Nuestras prendas son muy suaves, livianas, flexibles y absolutamente naturales, y es el motivo por el que le aseguramos que son especiales, pero eso, confiamos en que lo pueda comprobar personalmente.

 
inicio nosotros la producción colecciones difusión contacto novedades